El Heraldo de Puebla

2019/06/25 | Página 01,05
Mirador
Morena no quiere dejar ninguna huella morenovallista
Aumenta la presión ciudadana para sacar de Puebla a Concesiones Integrales

Andrés Herrera Ruiz

Está más que visto que el partido lopezobrarista no quiere dejar ninguna huella del morenovallismo en Puebla.

Para ello, desde la nueva administración gubernamental, Miguel Barbosa Huerta, se ha propuesto con una política innovadora borrar todo el vestigio.

Pero al mismo tiempo, dar a conocer su magnitud.

Por principio de cuentas, la deuda real que dejó Rafael Moreno Valle Rosas como mal herencia a los poblanos.

El reto es cómo le va a hacer para desaparecerla.

Son miles de millones de pesos.

Es de suponerse que Barbosa Huerta ya puso a trabajar a su equipo en conocer números.

En la entrega-recepción se sabrá cuáles son las condiciones en que está el estado, principalmente en lo financiero, que es lo que más preocupa.

Hay una gran expectación por conocer las cifras que prometió el gobernador electo de esa deuda real.

Saber a qué nos vamos a enfrentar.

Han sido ocho años en que los gobiernos morenovallista y galicista han ocultado la verdad, porque se sirvieron a sus anchas.

Según Rafael Micalco, ex presidente estatal panista, el morenovallismo ha quedado en el pasado.

En ellos tiene la razón.

Y como lo dijo el reportero ayer en este espacio, mejor muerto que vivo Rafael, por lo que todo lo que tenía que haber pagado y juzgado.

Hasta sus seguidores y siervos fieles han emprendido la huida.

Se sienten avergonzados.

Sin embargo, tendrán que pagar por sus fechorías, entre ellos, Jorge Aguilar quien abusó del poder en la SSA y permitió abusos de sus funcionarios.

Como él, los que estuvieron al frente de otras dependencias.

Todos cortados con la misma tijera de corrupción.

UNO DE SUS TENTÁCULOS

La concesión a la empresa Concesiones Integrales autollamada Agua de Puebla Para Todos es uno de los males que dejó Rafael y por el cual los poblanos han tenido que sufrir calamidades.

Ayer, un grupo de ciudadanos dieron la muestra del repudio general contra esta imposición, clausurando instalaciones de la empresa.

Al grito de que el agua es un patrimonio de la humanidad, los protestantes siguen presionando para que se haga una realidad de revocar la concesión y remunicipalización del servicio.

Pese a todo, los directivos de Agua de Puebla, tratan de defender sus intereses.

Mas no van a prosperar, pues el daño ya está hecho.

Lo que quieren es cortar uno de los tentáculos morenovallistas.

De esta manera, paulatinamente, ir dejando libre de ese gran pulpo de abuso y corrupción.

Esto, no va a parar.

Hay un hartazgo ciudadano.

Ya no soportan más los abusos con un mal servicio en la dotación de agua.

Hay muchas zonas en donde solo un día a la semana cae.

Ara las familias representa un doble gasto, pues además de que tienen que seguir pagando una tarifa elevada, tienen que desembolsar para las pipas y contar con el preciado líquido.

Claro, que esto no va a ser de la noche a la semana.

Aún falta que se legisle al respecto.

Lo importante, es comenzar.

No hay otra.

Pero muy necesario.

ABREVIANDO.-Cada ex gobernador de Puebla, tiene a ocho “guaruras” cuidando sus espaldas, por lo que en total son 48 para los seis que aún viven pues en la lista de ayer en este espacio además de los cinco faltó Manuel Bartlett Díaz, de quienes hasta el momento, no han sufrido ningún atentado que ponga en peligro sus vidas, pero si se pagan con dinero ciudadano, por lo que ha sido bien recibida la propuesta del gobernador electo, Miguel Barbosa Huerta, de eliminar esta protección, para que los ex mandatarios si quieren seguridad personal, que lo paguen ellos. La mitad de ellos, sin son mal queridos por sus tranzas. ¿Nombres?...OTRO que se olvidó del morenovallismo, es el ex senador panista, Javier Lozano, quien acusa a su partidazo en estar coadyuvando en desmantelar el legado de Rafael Moreno Valle Rosas. ¡No se le quita lo bocón!...POR cierto, Genoveva Huerta, dirigente estatal del PAN, asegura que no hay ningún reporte de que la extinta Martha Érika Alonso Hidalgo, haya recibido amenazas de muerte. ¡Rumor que busca confundir!